¿Tienes dudas?
Energías Renovables

Calificación Ambiental (CA)

Calificación Ambiental (CA)

Cumplimiento de la Ley 7/2007 de 9 de Julio (Ley GICA)

La calificación ambiental es el procedimiento mediante el cual se analizan las consecuencias ambientales de la implantación, ampliación, modificación o traslado de las actividades que así recoja el anexo I de la Ley 7/2007, de 9 de julio, de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental (y modificación introducida por el Decreto-ley 5/2014, de 22 de abril, y la Ley 3/2014, de 1 de octubre, de medidas normativas para reducir las trabas administrativas para las empresas),  al objeto de comprobar su adecuación a la normativa ambiental vigente y determinar las medidas correctoras o precautorias necesarias para prevenir o compensar sus posibles efectos negativos sobre el medio ambiente, siéndole aplicable el Decreto 297/1995, de 19 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de Calificación Ambiental.
Se considera aplicable el procedimiento de calificación ambiental a las modificaciones o ampliaciones de actividades, siempre que supongan incremento de la carga contaminante de las emisiones a la atmósfera, de los vertidos a cauces públicos o al litoral, o en la generación de residuos, así como incremento en la utilización de recursos naturales u ocupación de suelo no urbanizable o urbanizable no programado y afección a un espacio natural protegido.
La competencia para la calificación ambiental corresponderá al Ayuntamiento, integrándose en el correspondiente procedimiento de licencia municipal.
Para conocer si una actividad se encuentra sometida a CA se ha de consultar, en primer lugar, el Anexo III del Decreto-ley 5/2014, de 22 de abril y Ley 3/2014, de 1 de octubre para las actividades que se vayan a ejecutar o instalar en la Comunidad Autónoma Andaluza.
Podrían destacarse algunos ejemplos de actividades sometidas a CA:
  • Las relacionadas con Energías Renovables de pequeño formato: parques eólicos de menos de 6 MW o plantas fotovoltaicas de menos de 10 ha
  • Infraestructuras lineales de pequeña longitud como: caminos o líneas eléctricas
  • Actividades relacionadas con Agricultura: instalaciones hortofrutícolas, limpieza y lavado de aceituna, alimentación de animales…
  • Explotaciones Ganaderas de pocos ejemplares, incluidos núcleos zoológicos
  • Establecimientos comerciales de diferente índole: restaurantes, teatros, discotecas, carnicerías, talleres…
Los titulares de actividades sujetas al trámite de CA deben dirigirse al Ayuntamiento o ente local competente (las Diputaciones Provinciales para el caso de núcleos de población pequeños) del municipio donde se pretende llevar a cabo la actividad.
La Calificación Ambiental se integra en el procedimiento de otorgamiento de la licencia necesaria para la implantación, ampliación, modificación o traslado de la actividad que se pretende realizar.
No puede otorgarse licencia municipal referida a las actuaciones sujetas a Calificación Ambiental hasta tanto se de total cumplimiento a dicho trámite, ni en contra de lo que se establezca en la resolución de Calificación Ambiental.
Los documentos necesarios para la solicitud de la licencia de actividad, como mínimo reunirá la siguiente documentación:
  • Proyecto Técnico suscrito, cuando así lo exija la legislación, por técnico competente, el cual deberá incluir a los efectos ambientales:
    • Objeto de la actividad.
    • Emplazamiento, adjuntando planos escala 1:500 y descripción del edificio en que se ha de instalar. En la descripción del emplazamiento se señalarán las distancias a las viviendas más próximas, pozos y tomas de agua, centros públicos, industrias calificadas, etc., aportando planos que evidencien estas relaciones.
    • Maquinaria, equipos y proceso productivo a utilizar.
    • Materiales empleados, almacenados y producidos, señalando las características de los mismos que los hagan potencialmente perjudiciales para el medio ambiente.
    • Riesgos ambientales previsibles y medidas correctoras propuestas, indicando el resultado final previsto en situaciones de funcionamiento normal y en caso de producirse anomalías o accidentes. Como mínimo en relación con:
    • Ruidos y vibraciones.
    • Emisiones a la atmósfera.
    • Utilización del agua y vertidos líquidos.
    • Generación, almacenamiento y eliminación de residuos.
    • Almacenamiento de productos.
    • Medidas de seguimiento y control que permitan garantizar el mantenimiento de la actividad dentro de los límites permisibles.
  • Estudio Acústico o Justificación técnica de Innecesariedad del mismo. El Estudio Acústico se realizará siempre que se superen los 70 dB o para actividades situadas en zonas acústicas especiales o en otros casos contemplados en el artículo 42 del Decreto 6/2012, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de Protección contra la Contaminación Acústica en Andalucía. El contenido mínimo de los estudios acústicos para las actividades o proyectos será el establecido en la Instrucción Técnica 3.
  • Síntesis de las características de la actividad o actuación para la que se solicita la licencia, cumplimentada, en su caso, en el modelo oficial correspondiente
  • Acreditación del poder de representación en virtud del cual actúe, en su caso, la persona representante de la persona o entidad solicitante.
  1. Escritura de constitución de la entidad promotora  y, en su caso, de la entidad titular  o documentación identificativa de la persona física promotora.
  2. La determinación de los datos que, a juicio del solicitante, gocen de confidencialidad, debiendo justificarlo de acuerdo con las disposiciones vigentes.
  3. Justificante del pago de las tasas que resulten de aplicación, en su caso.
  4. Aquellos otros documentos que los Ayuntamientos exijan con arreglo a su propia normativa.
Mediante el Decreto 1/2016, de 12 de enero, se establece un conjunto de medidas para la aplicación de la Declaración Responsable para determinadas actividades económicas reguladas en la Ley 3/2014, de 1 de octubre, de medidas normativas para reducir las trabas administrativas para las empresas, y en el proyecto «Emprende en 3». Entre las diversas medidas normativas para reducir las trabas administrativas para las empresas adoptadas en dicha Ley 3/2014, merece destacar:
  • La inexigibilidad de licencias para determinadas actividades económicas de la Ley 7/2002, de 17 de diciembre, de Ordenación Urbanística de Andalucía, derivada de la modificación de la misma por el artículo 13 de la mencionada Ley 3/2014, tal y como se señala a continuación:
  • La posibilidad de efectuar la calificación ambiental de determinadas actuaciones relacionadas en el Anexo I de la Ley 7/2007, de 9 de julio, de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental mediante la presentación de una Declaración Responsable, derivada de la modificación introducida por el artículo 7 apartado 3 de la Ley 3/2014.
Así, el trámite de calificación ambiental se sustituirá por la presentación de declaraciones responsables en aquellas actividades económicas que tengan un impacto reducido en el medio ambiente. Un total de 36 categorías de actividades económicas podrán beneficiarse de este mecanismo de intervención administrativa y cuya relación se recoge en el Anexo III de la ley 3/2014, de 1 de octubre.
Estas modificaciones normativas vienen a establecer en Andalucía el marco legal para la sustitución de la licencia municipal previa por una declaración responsable, que surtirá los mismos efectos que la licencia a la que sustituye, frente a la Administración competente y frente a las empresas suministradoras de servicios públicos. Es importante destacar que la sustitución de la licencia por el mecanismo de la Declaración Responsable supone simplemente el control de la Administración pasará a realizarse a posteriori.
DOCUMENTACIÓN A PRESENTAR
  • La documentación con la que debe contar el empresario para presentar dicha declaración responsable, como mínimo, será la siguiente:
    • Proyecto Técnico suscrito por técnico competente, cuando así lo exija la legislación urbanística, que deberá incluir, a los efectos ambientales según el artículo 9 del Reglamento de Calificación Ambiental, aprobado por el Decreto 297/1995, de 19 de diciembre.
    • Certificación de personal técnico competente, en el supuesto en el que la legislación exija la suscripción de Proyecto técnico, acreditando que la actuación se ha llevado a cabo en cumplimiento estricto de las medidas de corrección medioambiental incluidas en el análisis ambiental.
  • Modelo específico de declaración responsable que establezca, en el ejercicio de su autonomía local, el municipio.
Asimismo, cabe señalar que la presentación de la Declaración Responsable en los supuestos de actuaciones comprendidas en el Anexo I de la Ley 7/2007, de 9 de julio, como sujetas a calificación ambiental mediante Declaración Responsable (CA-DR), con los efectos que lleva aparejados (esto es la habilitación a partir de ese momento para el ejercicio material de la actividad de que se trate), no queda sometida al procedimiento de calificación ambiental regulado en el Reglamento de Calificación Ambiental aprobado por Decreto 297/1995, de 19 de diciembre. Es decir, no le resulta de aplicación los trámites del procedimiento de calificación ambiental previstos en el Reglamento de Calificación Ambiental, como por ejemplo el período de información pública, el plazo de presentación de alegaciones de los interesados, la propuesta de resolución, etc… trámites pensados para el régimen de autorización.

Tras la apertura del expediente de calificación ambiental y una vez comprobado que se ha aportado toda la documentación exigida, el Ayuntamiento o ente local competente, antes del término de 5 días, abrirá un período de información pública por plazo de 20 días mediante publicación en el tablón de edictos del Ayuntamiento en cuyo término municipal haya de desarrollarse el proyecto o actividad y notificación personal a los colindantes del predio en el que se pretenda realizar. Durante el período de información pública el expediente permanecerá expuesto al público en las oficinas del Ayuntamiento.
En el plazo de 20 días contados a partir de la presentación de las alegaciones de los interesados o de la finalización del plazo a que se refiere el párrafo anterior, los servicios técnicos y jurídicos del Ayuntamiento o ente local competente, formularán propuesta de resolución de Calificación Ambiental debidamente motivada, en la que se considerará la normativa urbanística y ambiental vigente, los posibles efectos aditivos o acumulativos y las alegaciones presentadas durante la información pública.
La resolución calificatoria se integrará en el expediente de otorgamiento de la licencia solicitada, y determinará en todo caso la denegación de la misma cuando la actividad sea calificada desfavorablemente.